Cómo hacer mejillones al vapor

Receta mejillones al vapor

◼ Los mejillones no solo forman parte de nuestra gastronomía, sino también del paisaje de Gallego y de nuestra tecnología. He aquí un plato que se tarda menos en hacerlo que en comerlo.

como cocer mejillonescomo hacer mejillones al vapor

Es un plato perfecto para cualquier menú y para cualquier celebración. Un buen vino blanco y pan… ¡Deluxe!

Tiempo de lectura: 1 minuto

El mejillón fue el primer cultivo marino que se implantó de manera masiva en Galicia. A parir de los años 40 del siglo XX, convirtió a esta zona de España en pionera en la acuicultura. A partir de ahí, el paisaje de las Rías Baixas quedó permanentemente vinculado a las bateas donde cada año crece el 50% de la producción mejillonera mundial.

 

Estos moluscos poseen unas cualidades espectaculares. Proporcionan una gran cantidad de proteínas, hierro, yodo y magnesio. Además, son muy bajos en grasa, por esos son perfectos para añadirlos a multitud de recetas.

 

Pero hoy nos vamos a centrar en la más sencilla y no por ello menos rica: cómo hacer mejillones al vapor. Hoy os vamos a contar algunos secretos sobre cómo cocer mejillones y quedar como auténticos chefs.

Ingredientes para 6 personas

  • 3 kg de mejillones

  • 4 hojas de laurel

  • 6 limones

  • Sal

Limpiar mejillones. Consejos previos

1- La contaminación ha pasado factura a la producción de mejillones. No así a la del mejillón gallego, que puede llegar al doble de tamaño (la relación de vianda sobre el peso total del ejemplar), de Francia o Bélgica. Por eso elige unos mejillones de calidad, y no los consumas más allá de dos días después de su compra.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Sopa de cebolla francesa

2- Cuando te encuentres un mejillón que no te da buena espina, que te da desconfianza (concha rota, color), descártalo.

 

3- Hay que ser extremadamente cuidadosos con la procedencia de lo que comemos. El mejillón es, en sí mismo, una depuradora que filtra en un año más de setenta mil litros de agua. Limpia solo las impurezas adheridas a la concha (barbas, pequeños crustáceos…).

 

4- Utiliza un cuchillo y ponte debajo del grifo. No hace falta dejarlo brillante, ya que pierde su gracia y además puede perjudicar al resultado final.

Cómo cocer mejillones

1- Utilizad una cazuela amplia. En ella vamos a añadir una mínima cantidad de agua (un poco de agua en el fondo). No te preocupes si te parece poco, ya que los mejillones van a soltar mucha agua.

 

2- Añadimos las hojas de laurel (hay que no las usa, pero particularmente a nos encanta) y, bastante sal.

 

3- Cuando el agua comienza a hervir, echamos los mejillones. Los tapamos y los mantenemos al fuego durante 7 u 8 minutos.

Presentación de los mejillones al vapor

1- Una vez que vemos que están abiertos con el vapor de agua, los retiramos del fuego. Aquí vamos a descartar los que no se hayan abierto.

 

2- Mientras los dejamos que se enfríen un poco, cortamos en cuartos los limones y los presentamos a la mesa con los mejillones en una fuente. El líquido que te queda es un magnífico caldo de pescado. Cuélalo porque es ideal para hacer cualquier plato de pescado, arroces o pasta.

 

Puedes comerlos con un chorrito de limón por encima o directamente a la boca. No hace falta más que, de vez en cuando, tomar un sorbo de buen vino blanco.

 

Cómo hacer mejillones al vapor
Preparación
10 min
Cocción
10 min
Tiempo total
20 min
 

Los mejillones al vapor es un delicioso plato que se tarda menos en hacerlo que en comerlo.

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Garbanzos con espinacas
Plato: entrantes
Cocina: española
Keyword: mejillones al vapor
Raciones: 6 personas
Calorías: 140 kcal
Autor: El Rancho
Ingredientes
  • 3 kg de mejillones gallegos
  • 4 hojas de laurel
  • 6 limones
  • sal
Elaboración paso a paso
  1. En una cazuela amplia echamos menos de un dedo de agua. Añadimos las hojas de laurel y bastante sal.

  2. Cuando el agua comienza a hervir, echamos los mejillones y los tapamos. Los dejamos durante 7 u 8 minutos.

  3. Servimos con unos trozos de limón a los lados de la fuente de mejillones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *