Lentejas guisadas con morcilla

Cómo preparar lentejas guisadas con morcilla

◼ Si hay un momento en el que empiezan a apetecer estos platos es precisamente ahora, en otoño. Así que para ponéroslo fácil, vamos a preparar unas deliciosas lentejas guisadas. ¿Te apuntas?

lentejas guisadaslentejas guisadas con morcilla

Dime que no te ves en un día de frio otoño comiéndote este plato de lentejas ¿eh? 

Tiempo de lectura: 1 minuto

Si hay un guiso de abuela o de mamá es este: lentejas guisadas. A nosotros nos gusta mucho hacerlas con morcilla, porque da un toque muy rico. Todos tenemos una forma muy particular de hacerlas, unos mejor y otros peor…, pero ya sabéis el refrán: “Esto son lentejas, si quieres las comes, o si no, las dejas”.

Tienes que tener en cuenta que no es un plato que se haga rápido. Como todo los guisos (echa un vistazo a este de alubias rojas con chorizo) lleva su tiempo. Pero, siempre puedes planificarlo bien para hacer más raciones y luego congelarlas en tapers. Nosotros vamos a dejarte aquí una espectacular receta de lentejas guisadas con morcilla. Y ya sabes, si quieres las comes, y si no… 😉

Consejos previos para hacer lentejas guisadas

1- No nos cansamos de decirlo en todas las recetas. Hay que elegir unos buenos ingredientes. Aquí no va a ser menos. Elige unas buenas lentejas si no quieres escuchar aquello de “vaya hollejo que tienen”.

 

2- La lenteja pardina extra es una buena elección. La tienes en cualquier supermercado y no necesitan mucho remojo, aunque es conveniente hacerlo para ahorrarte tiempos.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Salsa pesto casera

3- Tenlas en remojo toda la noche anterior en una cazuela con agua. Además, te a a permitir descartar las que se queden flotando.

Ingredientes para preparar lentejas. 6 personas

  • 600 g de lentejas de buena calidad

  • 1 cebolla terciada y limpia

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

  • 1 morcilla fresca de buen tamaño

  • 1 diente de ajo

  • 10 g de harina

  • 1 punta de cucharada de pimentón de la vera

  • Sal

  • Nuez moscada

  • Pimienta blanca

Receta de las lentejas guisadas con morcilla

1- Como ya os contamos, hemos tenido las lentejas toda la noche anterior en remojo. Si no lo hubieras hecho, con las lentejas pardinas extra no te hará falta. Acláralas bien y añade unos 30 minutos extra al guiso para que queden bien. Las ponemos a cocer en una olla con agua fría abundante y con la morcilla. Un truco: la vamos a pinchar con un tenedor para que no se reviente.

 

2- Por otro lado, vamos a picar la cebolla en trozos muy pequeños y la vamos a sofreír en una sartén con el aceite. Espolvoreamos con la harina y el pimentón. Pero este último añadidle fuera del fuego para que no se queme y removedlo rápido.

 

3- Para deslíar este sofrito añadimos un poco de caldo de la olla donde tenemos las lentejas, removemos bien y lo añadimos todo a dicha olla cuando lleve un cuarto de hora de cocción.

 

4- Cuando lleve 1/2 hora cociendo le añadimos la sal, la pimienta (al gusto) y la nuez moscada y lo dejamos cociendo a fuego moderado moderado durante la siguiente media hora aproximadamente, hasta que las lentejas estén en su punto. Podéis ir removiendo de vez en cuando con una cuchara y comprobando cómo están las lentejas.

 

5- A nosotros nos gustan dejarlas otra media hora a fuego bajo, probándolas de vez en cuando para ir cogiendo el punto exacto.

 

6- Aquí viene la traca o truco final: en el momento de servirlas, se saca la morcilla, se parte en rodajas, la pasamos por harina y la freímos. Echamos las lentejas en la fuente que se vaya a sacar a la mesa y las rajas de morcilla por encima. Espectacular.

Lentejas guisadas con morcilla
Preparación
20 min
Cocción
1 h 10 min
Tiempo total
1 h 30 min
 

Un plato delicioso para esta época de otoño. Las lentejas guisadas con morcilla es un guiso para hacerlo con tiempo y mucho cariño.

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Patatas hasselback
Plato: entrantes
Cocina: española
Keyword: Lentejas guisadas, Lentejas pardinas extra
Raciones: 6 personas
Calorías: 225 kcal
Autor: El Rancho
Ingredientes
  • 600 g de lentejas de buena calidad
  • 1 cebolla terciada
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 morcilla de buen tamaño
  • 1 diente de ajo
  • 10 g de harina
  • 1 punta de pimentón de la vera
  • sal
  • pimienta blanca
  • Nuez moscada
Elaboración paso a paso
  1. Ten las lentejas toda la noche anterior en remojo. 

  2. Las ponemos a cocer en una olla con agua fría y con la morcilla. Pincha la morcilla con un tenedor para que no reviente.

  3. Pica la cebolla en trozos pequeños y sofríe en una sartén. Espolvoreamos con la harina y el pimentón. Añade este último fuera del fuego para que no se queme.

  4. Añade un poco de caldo de la olla a este sofrito, remueve bien y añádelo a la olla cuando lleve un cuarto de hora de cocción.

  5. A la media hora después, añadimos la sal, la pimienta blanca, la nuez moscada y lo dejamos a fuego moderado otra media hora. 

  6. Si os apetece, podéis dejarlas media hora más a fuego muy bajo comprobando cómo están cada cierto tiempo.

Notas de la Receta

Un buen truco es sacar la morcilla cuando esté todo hecho, pasarla por harina y freírla. Ponedla encima de las lentejas cuando vayáis a servirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *