Receta ponche segoviano

Cómo preparar el ponche segoviano, un postre típico y con historia

◼ Esta es la receta tradicional del postre típico segoviano. Un postre con una historia que nace con Alfonso XIII. Curioso, ¿no?

Un postre que suena a bebida pero que es la tarta más exquisita que puedas probar.

Tiempo de lectura: 1 minuto

No cabe ninguna duda. El Ponche segoviano es el postre más indicado para una tarde de invierno típica castellana. Pero solo necesitas una excusa para comer esta exquisitez de postre. Por lo que si es verano, os proponemos acompañarlo con una bolita de helado de vainilla o natillas caseras. ¡Qué lujo!

Seamos sinceros. Tenemos un punto débil con este postre. La gente cuando busca dónde comer en Segovia y acuden a nuestro restaurante en Torrecaballeros, tienen en mente 3 cosas seguras: probar nuestro cochinillo asado y el cordero asado en horno de leña y, sin lugar a dudas rematar con el postre con más historia de Segovia: el Ponche segoviano.

Ponche segoviano: un postre con historia Real

El ponche segoviano es un pastel, sí. Efectivamente, la gente piensa que tiene que ver con un licor y que se bebe. Es tan sencillo como varias capas de bizcocho empapado en almíbar, crema de yema de huevo y recubierto de mazapán.

 

También se dice que es muy difícil de reproducir, a pesar de su aparente sencillez. Que la fórmula exacta es un secreto y que no se puede encontrar fuera de la capital segoviana. Esto último es verdad. Por eso, no nos extraña la cantidad de visitantes que hacen viajes desde Madrid solo para probarlo.

 

Y el rey Alfonso XIII se enamoró del ponche segoviano. Tenía ojo sí 😉 Clic para tuitear

 

Lo que se cuenta de que tiene historia no es algo baladí. Se dice que fue el rey Alfonso XIII el que entró en contacto con un confitero segoviano. Ese no era otro que Frutos García Martín. El rey Alfonso XIII pasaba los veranos en La Granja de San Ildefonso, situada a menos de 10 km de Torrecaballeros y de la capital segoviana.

 

Cuando lo probó, se dice que ofreció al confitero llevar la receta a la Expo Universal de Barcelona, allá por el año 1929. El resultado: ganó la medalla de oro. Los que lo han probado dirán que es lógico…

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Receta risotto de champiñones

Preparación del Ponche segoviano y receta

No te preocupes, su receta no es ningún secreto. Aquí abajo te dejamos nuestra receta muy detallada y sin secretos. Ahora te dejamos un pequeño resumen que te hará coger una imagen general del proceso. Eso sí, hazte un favor, déjate espacio en la comida para el postre. Nos lo vas a agradecer 😉

 

 Lo primero prepara el bizcocho con los huevos y el azúcar. Deja una masa esponjosa para que el ponche no sea muy pesado. Cuando lo hayas hecho, desmóldalo y resérvalo para el montaje.

 

 Hay que preparar el almíbar que va a emborrachar nuestro bizcocho. Con agua y azúcar lo preparamos a punto de hebra floja. Añadimos ron añejo para darle un toque diferente.

 

 Vamos con típica y deliciosa crema de yemas de huevo que se unta entre las dos partes del bizcocho. Al igual que el almíbar, hay que dejar que se enfríen para el montaje

 

 Una vez frío el bizcocho, lo abrimos por la mitad e impregnamos ambas partes con el almíbar. Eso sí, ¡no se trata de emborracharlo! En una de las mitades añadimos la crema extendiéndola con una espátula. Espolvoreamos ésta con canela molida y juntamos a modo de “bocadillo” la otra parte.

 

 Hacemos o compramos barras hechas de mazapán. A tu gusto. Lo extendemos sobre una superficie plana para crear una lámina de unos 2,5 cm de grosor. Abajo te dejamos la descripción de cómo hacerlo, si te animas 😉

 

 El montaje es sencillo. Hay que cubrir todo el bizcocho con el mazapán y cortar los sobrantes. Quemar el azúcar glass que hemos espolvoreado formando la típica rejilla.

 

Aquí os dejamos la receta para imprimir. ¡Qué lujazo!

 

5 de 4 votos
ponche segoviano
Ponche segoviano
Preparación
35 min
Cocción
20 min
Tiempo total
55 min
 

¿Quién no conoce este delicioso postre llamado Ponche segoviano? Si tú eres uno de ellos, anímate a hacer esta receta y sorprende a tus invitados con una sabor tan característico y único. ¡Es el postre perfecto! 

Plato: Postre
Cocina: castellana
Keyword: ponche segoviano
Raciones: 12 personas
Calorías: 345 kcal
Autor: El Rancho
Ingredientes
Para el bizcocho:
  • 8 huevos
  • 250 gr de azúcar
  • 300 gr de harina tamizada
Para la crema:
  • 2 dl de leche
  • 150 gr de azúcar
  • 5 gr de harina o maizena
  • 6 yemas de huevo
  • canela en polvo
Para el mazapán:
  • 500 gr de almendra molida muy fina
  • 500 gr de azúcar blanquilla
  • 1 dl de agua
  • 8 gotas de zumo de limón
Jarabe:
  • 1 l agua
  • 1 kg azúcar
  • ron añejo a gusto de cada uno
Elaboración paso a paso
  1. Bizcocho:

    En un cazo vamos a batir los huevos con el azúcar. Cuando tomen cuerpo vamos agregando la harina hasta que quede una masa bien esponjosa.

    Ponemos el horno a una temperatura moderada de unos 180 a 200 grados. Untamos una bandeja baja con mantequilla y volcamos sobre ella la masa. La dejamos cocer durante 30 minutos. Cuando se nos haya hecho el bizcocho, lo desmoldamos y lo reservamos para el posterior montaje.

  2. Para el almíbar:

    Ahora vamos a prepara el característico almíbar que emborracha nuestro bizcocho. Lo preparamos a punto de hebra floja con el azúcar y 1/2 litro de agua. Podemos añadir ron, preferiblemente añejo, a nuestro gusto.

  3. Para la crema:

    Ahora vamos a batir en un cazo las yemas de huevo y el azúcar hasta que aumenten. Vamos agregando la harina y seguimos batiendo. Ahora vamos a ir agregando la leche que hemos reservado, lo mezclamos y, sin dejar de remover, lo ponemos al baño maría hasta conseguir el espesor correcto.

    Cuando lo hayamos conseguido, lo retiramos del fuego y lo vertimos en un recipiente para dejarlo enfriar.

  4. Montaje del bizcocho:

    Tenemos que elegir un trozo de bizcocho en función de la medida que queramos preparar. Lo abrimos por la mitad e impregnamos ambas partes, sin llegar a emborrachar, con el almíbar que teníamos reservado (tiene que estar frío). Con una espátula vamos extendiendo la crema (también la hemos dejado enfriar) por una de las capas del bizcocho. Espolvoreamos canela y lo cubrimos todo con la otra mitad del bizcocho.

  5. Mazapán:

    Podéis comprarlo ya hecho en barras o si os apetece podéis triturar las almendras con el azúcar glass. Después de eso, vamos a batir las claras de huevo a punto de nieve y vamos a mezclar todo hasta obtener una pasta. Vamos a ir agregando un poco de agua y limón y lo extendemos con un rodillo en una fina lámina sobre una superficie plana.

  6. Montaje:

    Vamos a coger con cuidado la masa del mazapán y la vamos a situar encima de la tarta. La ajustamos por los laterales y cortamos el sobrante. Finalizamos espolvoreando con azúcar glass para quemarlo y crear la decoración en rejilla tan característica. 

Notas de la Receta

Podemos utilizar un hierro al rojo para crear esa rejilla típica del ponche segoviano. Vamos formando unos rombos que una vez tostados, destacan sobre el blanco del azúcar glass.

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Migas extremeñas

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *