Rosquillas caseras

Receta de rosquillas fritas

◼ Las rosquillas son ese tipo de postre tradicional que está metido en la mente colectiva de todos. Un postre frito y dulce. ¿Se puede pedir más?

rosquillas de anisrosquillas caseras

Típico postre de las abuelas que a todos nos traerá muchos y buenos recuerdos

Tiempo de lectura: 1 minuto

Aunque no te lo creas, las rosquillas no son precisamente de ayer. Se dice que ya se conocían en la época de los romanos ¡ahí es nada! También es cierto que es un dulce que se ha ido perdiendo poco a poco, limitándose a Semana Santa y fiestas populares. A diferencia de las torrijas, mira tú por donde…

 

En Castilla y León las tenemos bien asociadas a los pueblos de interior. Mi abuela siempre tenía preparado un rebosante plato de rosquillas caseras. ¡Ay, qué recuerdos! Pero no nos pongamos nostálgicos. Hemos escrito este post para que no se pierdan estas tradiciones tan bellas.

 

No son las rosquillas de Hommer (eso son donuts), ni rosquillas del Candil o de Santa Clara (que llevan merengue por encima). Éstas son unas rosquillas de mayor tamaño, esponjosas y con un sabor inconfundible. Austeras, sin adornos, pero espectaculares. Una receta bien sencilla. Si lo sigues paso a paso, verás como te salen.

 

Para los golosos, os dejamos con una de las recetas más tradicionales de nuestro país. Y entre tú y yo, donde este una rosquilla casera con un cafecito, que se quite un macaron francés.

Como hacer rosquillas caseras fritas

Ingredientes

  • 500 g de harina floja de repostería

  • 4 huevos

  • 150 g de azúcar

  • 6 cucharadas grandes de aceite de oliva

  • 1 ralladura de limón y naranja

  • 1/2 chupito de anis

  • 2 sobres de levadura química (tipo Royal

  • 1 l. de aceite de girasol

  • Para bañarlas en azúcar:

  • 125 ml de agua

  • 50 ml de zumo de limón

  • 500 g. de azúcar

Receta de rosquillas caseras

  1. Empezamos mezclando los los huevos con el azúcar. Ya sabes, empléate a fondo hasta que espumen. Una vez que lo tengas, añade poco a poco el aceite, el anís y la ralladura de limón y naranja. ¡No dejes de batir mientras lo añades!
  2. Ahora le toca el turno a la harina. Si quieres puedes hacerlo en una encimera, pero puede ser algo guarrete. Así que coge un bol y echa la harina y la levadura química. Añade poco a poco la mezcla anterior y mezcla todo bien con las manos. Se formará una masa compacta y manejable. No pasa nada si se queda algo pegajosa. Puedes untarte un poco las manos de aceite para manejarlo mejor. Si se queda muy seca la masa, es que te has pasado de harina y se quedarán secas las rosquillas.
  3. Creamos una bola con la masa y la envolvemos con papel film. Acto seguido, toca reposar 1 hora y media en la nevera.
  4. Pasado ese tiempo, toca hacer las rosquillas y divertirse, como si fuera plastilina. 2 maneras: Con la primera coge pequeños trozos y gíralos en las palmas de la mano, como si fueras a hacer albóndigas. Cuando tengas la bola, estírala con la palma sobre la mesa para crear palitos. Juntas los dos extremos creando un círculo ¡y ya tienes una! Puedes echarte un poco de aceite en la mano para que sea más fácil. La otra manera. Cuando hayas creado la bolita, presiona en el centro y abre un agujero. A me gusta más esta fórmula, pues quedan más esponjosas.
  5. Ponemos a calentar abundante aceite de girasol en una sartén. Las vamos echando en tandas para que no se peguen.
  6. Cuando vemos que cogen ese tono doradito por ambos lados, las sacamos. Las ponemos en un papel absorbente para que eliminen el resto de aceite.
  7. Por último, espolvorea por encima con azúcar glass o rebózalas en un plato con azúcar normal.

Esta receta es fantástica. ¡De lujo!

Rosquillas caseras
Preparación
15 min
Cocción
30 min
Tiempo total
45 min
 

Las rosquillas caseras y fritas son un postre tradicional que no hay perder. Por eso, diviértete con esta receta tan fácil y riquísima.

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Cómo hacer gelatina de yogurt
Plato: Postre
Cocina: castellana
Keyword: caseras, rosquillas
Raciones: 6 Personas
Calorías: 436 kcal
Autor: El Rancho
Ingredientes
  • 500 g de harina floja de repostería
  • 4 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 6 cucharadas grandes de aceite de oliva
  • 2 sobres de levadura química tipo Royal
  • 1 ralladura de limón
  • 1 ralladura de naranja
  • 1/2 chupito de anís
  • 1 l de aceite de girasol
Para bañarlas en azúcar:
  • 500 g de azúcar
  • 125 ml de agua
  • 50 ml de zumo de limón
Elaboración paso a paso
  1. Mezcla los huevos y el azúcar hasta que espumen. Después, sin dejar de batir, añade el aceite, el anís y las ralladuras de cítricos poco a poco.

  2. Echa harina en un bol junto con la levadura química. Mézclalo junto con lo anterior poco a poco hasta que tengas una masa compacta.

  3. Crea una bola con la masa y envuélvelo en papel film. Al frigorífico durante 1 hora y media.

  4. Sácala y coge trocitos para crear bolitas, tipo albóndigas. Presiona en el centro y haz un agujero. Ve creando una a una.

  5. Ponemos a calentar abundante aceite de girasol en una sartén. Échalas en tandas para que no se peguen. 

  6. Cuando veas que cogen un tono doradito, sácalas. Ponlas en un papel absorbente para que eliminen el resto de aceite.

  7. Queda espolvorear con azúcar glass o haz como un rebozado echando azúcar blanquilla en un plato y pasando una a una.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *