Sardinas en escabeche

Sardinas en escabeche

◼ Quién podría pensar que este pescado tan humilde podría tener tantos beneficios. Compañero de tapas, ingrediente de bocadillo… ¡Uno de esos manjares!

sardinas en escabechesardinas en escabeche

Compañera de tapeo y de bocadillos. Las sardinas en escabeche merecen todo nuestro respeto

Tiempo de lectura: 1 minuto

Las sardinas (sardina pilchardus) en escabeche es uno de esos productos básicos de nuestra dieta. Un pescado azul que está plagado de ácidos grasos omega 3.

 

Un pescado tan humilde, como lleno de propiedades beneficiosas para la salud. Además del omega-3, contiene un ácido graso muy beneficioso para reducir el colesterol.

 

Así que no tienes excusas, y aunque pienses que conseguir hacer un escabeche casero puede ser difícil, verás que no lo es tanto.

Cómo hacer sardinas en escabeche. Receta

Ingredientes

  • 12 sardinas

  • 1 cebolla grande

  • 150 ml de aceite de oliva

  • Sal

  • 1 puerro

  • 1 zanahoria

  • 20 ml de vinagre

  • 1 hoja de laurel

  • Diente de ajo

  • 1 cucharadita de pimentón dulce

Cómo preparar escabeche

  • Lo primero de todo es limpiar y descamar las sardinas. Nosotros te recomendamos que, si pueden, te lo hagan en la pescadería. Fuera tripas, escamas y la cabeza.
  • Las lavamos bien y las pasamos por harina muy someramente. Las sacudimos para que no quede mucha.
  • Preparamos la sartén con muy poco aceite. Esto lo hacemos para que suelten parte de su grasa en la sartén y las freímos a fuego fuerte. Reservamos.
  • En una cazuela, echamos el resto del aceite. Puedes echar también el aceite anterior, siempre que no haya quedado muy manchado de harina. Añadimos también las hortalizas. Empezamos por la cebolla cortada en trozos grandes, puerro, zanahoria y ajo (pelado y entero). Freímos a fuego suave.
  • Cuando vemos que está todo doradito, le agregamos la vinagre, el pimentón y las sardinas. Lo dejamos hacer todo durante unos 10 minutos.
  • Pasado ese tiempo, lo retiramos del fuego y echamos la hoja de laurel.
  • Lo pasamos todo a un recipiente nuevo y lo cerramos. Dejamos que se temple para después pasarlo al frigorífico. Déjalo un día antes de servirlo, ¡estará mucho mejor!

Consejos para preparar sardinas en escabeche perfectas

  • Las conservas de sardinas y salazones forjaron el tejido de empresarial de nuestras costas. Concretamente, Galicia se llevaba la palma.
  • La sardina fue, en el pasado, vituperada por los médicos. Éstos consideraban que un pez tan graso, no debía ser bueno para la salud. ¡Qué cosas! El tiempo dio la vuelta a la tortilla. Ahora, su contenido graso es el mejor aliado de nuestra salud.
  • Las sardinas es una especie gregaria, vive en grandes bancos que se desplazan en busca de comida. Ello facilita su pesca, hasta el punto de que muchas veces a estado a punto de desaparecer de nuestros caladeros. Hoy en día, esta situación ya está superada. La sardina es un alimento bien considerado, especialmente en verano, que es cuando nos apetece más. Sobre todo en escabeche o la plancha.
  • Para preparar unas sardinas en escabeche, es mejor contar con sardinas recortadas. Esto es, no tan grandes como las usamos para asar.
  • obra decirlo, pero han de ser fresquísimas.
  • Las sardinas, y en general todos los pescados azules en escabeche, estarán mejor al día siguiente.
Sardinas en escabeche
Preparación
10 min
Cocción
20 min
Tiempo total
30 min
 

Compañeras de tapas y bocadillos, las sardinas en escabeche es un plato humilde pero muy cañero.

TAMBIÉN PUEDES LEER:  Ensalada de quinoa
Plato: Pescados
Cocina: internacional
Keyword: escabeche, sardinas
Raciones: 4 personas
Calorías: 82 kcal
Autor: El Rancho
Ingredientes
  • 12 sardinas
  • 1 cebolla grande
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml de aceite de oliva
  • 20 ml de vinagre
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • sal
Elaboración paso a paso
  1. Que te limpien bien las sardinas en tu pescadería. 

  2. Las lavamos bien. Las vamos a pasar por harina, pero muy poco. Se trata de que cojan una pequeña capa.

  3. En una sartén, las freímos a fuego fuerte. Reservamos.

  4. En una cazuela echamos el resto del aceite. Añadimos todas las hortalizas. El ajo entero y la cebolla cortada en trozos grandes. Freímos a fuego suave hasta que se dore.

  5. Una vez dorado, añadimos el vinagre, el pimentón dulce y las sardinas. Dejamos que se haga todo durante otros 10 minutos.

  6. Retiramos del fuego y añadimos la hoja de laurel.

  7. Pasamos a otro recipiente y lo cerramos. Déjalo que se temple y lo metes al frigorífico 1 día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *